Blogia
centaurodeldesierto

Perdidos en Perdidos. Sobre el final de Lost.

No soy de los que seguía la serie desde sus inicios, todo lo contrario, comencé a verla a finales del año pasado. Reconozco que era reticente. Tiendo a desconfiar de eso que llaman fenómeno televisivo, y hasta me chirriaba que apareciera en cualquier conversación de bar. Sin embargo, al final, gente muy cercana, a la que admiro y respeto, me hicieron derrumbar mis prejuicios. Asistí al visionado de capítulos increíbles, sobre todo cuando aparecía ese personaje atormentado llamado Desmond (La constante es quizás el mejor capítulo), o ese tipo místico redimido gracias a la isla llamado John Locke. Y así, sentado en el sofá de mi casa, fui devorando temporada tras temporada, asombrado por  unos guiones frecuentemente de acabado redondo -en este sentido ejemplificante es la cuarta y la quinta temporada con los flash forwards y los viajes en el tiempo-, que subsanaban en parte a un elenco de actores por lo general muy limitados en sus interpretaciones. Todo se sucedía a un ritmo vertiginoso, en el que se conjugaba la aventura con la ciencia ficción, y en el que a cada cinco minutos se lanzaba un nuevo interrogante. ¿Qué era la isla? ¿Por qué un oso polar en los trópicos? ¿Y la iniciativa Dharma? ¿Por qué tanto interés por las embarazadas? ¿A qué se debía tanta inquina de los otros por los supervivientes del vuelo de Oceanic? ¿Qué eran los números?, etc... El proceso funcionaba porque esas incógnitas hacían a los espectadores pegar los ojos a la pantalla para ver las aventuras de Sawyer, Jack, Kate o Claire, pero era autodestructivo. ¿Cómo cerrarían los guionistas de Perdidos un camino lleno de enigmas que lejos de resolverse se complicaba aún más? Dicho enredo podía contribuir a aumentar los índices de audiencia, pero desanudar el ovillo cada vez se convertiría en una tarea más imposible. Cuando uno se encuentra con líos de este tipo sólo queda sota, caballo y rey. Todo es un sueño, todos están muertos o son los extraterrestres. Como soy de natural ingenuo, esperaba que esta vez se me sorprendiera con un final que se saltara dichas normas, que al final todo conectara, que en definitiva no se nos dijera "estamos metidos en un hoyo y no sabemos cómo salir".  Confiaba en que la sexta temporada comenzara a resolver los misterios que se habían ido sembrando desde el primer capítulo, pero lejos de eso, la bola de nieve se hacía más y más grande y aparte lo peor de todo es que era imparable. Como era de preveer el último capítulo emitido de manera infame por Cuatro, que se suponía debía de cerrar la serie, no superó las expectativas. Eso no significa que a pesar de ser sumamente tramposo sea malo -es de lo mejor junto a Ab aeterno de una sexta temporada mediocre -, pero el regusto que deja es amargo, y al final te sientes engañado y estafado por unos guionistas, que un buen día se hicieron una paja mental y cómo no sabían salir de ella, elaboraron más pajas mentales.

 

Supongo que habrá muchos modernos que digan que al final lo importante no eran los enigmas, ni la isla, sino ese mensaje pseudomístico que se lanza en los últimos instantes de la serie, con el triunfo del amor más allá de la vida y la muerte. Sin embargo, no nos engañemos, durante todas las temporadas de Perdidos se estuvo jugando con esas incógnitas, ésa era la razón por la que la gente tragaba temporada tras temporada. Ahora, una semana después de su final, son muchos los que navegan por internet buscando una explicación, pero eso es un error, ya que las explicaciones -si alguna vez las hubo- deberían habérnoslas desgranado en la pequeña pantalla y no a través de elucubraciones pseudocientíficas que el fan de turno se hace en su casa, el vídeo casero de youtube, o los futuros juegos de rol y libros que acompañarán al merchandising habitual y que harán sonar la caja registradora.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Valdex -

El final es un timo muy grande, deja esa sensación de buen final para los personajes porque despues de tantas horas le has cogido mucho cariño a los personaje y trata muy bien a todos los favoritos (no son tontos estos señores). Pero es indudable que es una tomadura de pelo. El rollo de redención y cada oveja con su pareja en plan místico me parece un sorullo mu grande. Puedo imaginar mil explicaciones pseudoceintíficas y hasta místicas sin que el enigma final sea un tapón, por favor, UN TAPÓN!!

Daniel M. -

Me quedo con Los Soprano.

Largo -

Bueno, yo en honor a la verdad he de decir que cuando termine de ver el final a las 9 de la mañana solo me salía una frase: "Estamos ante un escándalo" "nos han vendido la moto", cierto es que con el paso del tiempo y analizando el final detenidamente, pienso que el final es un buen final para los personajes, que por otra parte ese concepto de purgatorio no está mal, pero que muchisimos arcos argumentales de esa (sigo pensando) magnífica serie llamada perdidos eran una cortina de humo o la zanahoria atada al palo, que la serie como concepto original solo duraba 3 temporadas y que pobrablemente sobren 40 capítulos. Muchísimas movidas y muchísimas historias solo han servido para eso para alargar la serie y hacer caja, no obstante puede que sea la mejor serie de entretenimiento de los últimos 15 años, obviando otras series como los sopranos, the wire y demás que yo no considero de entretenimiento (son algo más), dicho sea de paso la serie ha atrapado ha muchas clases de personas de diferentes edades, ideologías (o sin ellas), culturas y nacionalidades y eso es encomiable, además este final tan abierto provoca el efecto de querer saber y de eleborar mil y una teorías que forma parte del espíritu de la serie.

Pedrin -

Aun recuerdo que hace tres anyos, en la Isla de Crammond, la muchacha que nos acompanyaba nos relataba entusiamada los misterios de esa serie que la tenia atrapada. Yo, hasta ese dia, no sabia ni que esa serie existia.

Echo de menos esas series de 13 episodios, que duraban tres meses y en los que todo el guion ya estaba atado. Esas series no se dejaban llevar por el capricho del publico o de los fans, ya que estaba rodada, de principio a fin, antes de que se emitiese el primer episodio, o sea, antes de que hubiese fans.

Las series sin temporadas no se echaban a perder por el afan de prorrogarla para aumentar los ingresos.

Ahora, eso si, como tuviese exito la repetian una y otra vez, que a Verano Azul le perdimos la cuenta...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres