Blogia
centaurodeldesierto

Canal Sur TV

 

Atónito asisto al espectáculo lamentable que me ofrece Canal Sur TV. Su programación me parece un auténtico horror poblado de los lugares comunes que atribuyen a los andaluces. Da lo mismo que enciendas la televisión por la mañana, por la tarde o por la noche; da lo mismo que el careto que aparezca sea el de María del Monte, Bertín Osborne o el de algunos de esos niños repelentes que apadrina Juan Imedio. El resultado es siempre el mismo: el sonrojo y la vergüenza.

En el sano ejercicio de entretener a todos, -ya no digo educar o culturizar- no hay que olvidar el buen gusto y el humor inteligente, rechazando lo burdo o lo zafio, además de lo clasista-fórmula esta última muy utilizada con la creación de dos canales-. Pues bien, Canal Sur TV es burdo, zafio y es clasista, y además lo del buen gusto brilla por su ausencia.

Algún avisado me podrá recordar que toda la televisión es así, que las torturas a las que nos somete nuestra televisión autonómica no son de su patrimonio exclusivo. Sin embargo, mi indignación hacia la programación de Tele 5 o de una Antena 3 va en otro sentido, ya que puedo sentir repugnancia ad nauseam hacia su telebasura y grima hacia su elenco de presentadores, pero no es un canal público; y lo que es más importante, no pretende hacer bandera e himno, ni arrogarse la representatividad de un sector de la población como hace Canal Sur.

A veces pienso qué puede pensar un catalán, un castellano o un riojano de los andaluces si se cree el botón de muestra que ofrece nuestra lamentable cadena autonómica. El resultado no deja de producirme escalofríos y comienzo a enumerar toda la pléyade de tópicos que nos atribuyen a los que vivimos de Despeñaperros para abajo. Con una programación a lo Álvarez Quintero,  apta para lobotomizar a mayores de sesenta años, el perfil de los votantes de los caciques que moran en la Junta, el objetivo es muy claro. Mantener esa imagen típica y tópica, sirve para aletargar a la población y alimentar la ignorancia, cortar el nudo de una memoria histórica, de una tradición de lucha, de unas gentes que siempre han sacado los dientes ante la pobreza a la que fueron condenadas y que nunca se resignaron a estar con las bocas calladas  y a ser sumisas.

Dicen que en esa España miserable y aburrida de los años 60, el general Franco cuando no firmaba condenas a muerte dedicaba gran parte de su tiempo a ver la televisión. De seguro que si viviera hoy pulsaría el botón del mando a distancia para ver Canal Sur y como una especie de Víctor Frankenstein disfrutar de su criatura: la España, la Andalucía -¿qué más da?- de charanga y pandereta, cañí.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Maki -

Se me olvidó poner mi firma. jeje

Anónimo -

Totalmente de acuerdo. Lo de Canal Sur es de verguenza ajena y de índole universal. Hasta a mi madre le cansa. Su temática es el baboseo e idolatración del famoso. El programa del Juan y Medio con los niños es para denunciarlo y el programa de Joaquín Petit en el que entrevista a famosos sean del orígen que sean es... Jodér ese tío llena el plató de babas solo le falta masturbar al entrevistado mientras le pregunta ¿Por qué desempeñas tan bien tu trabajo?. Se quiere parecer supongo al simio de Pedro Ruiz cuando tenía su programa de entrevistas.
Lo del Quintero es de Psiquiatría Froidiana televisiva. No se puede degenerar tanto como persona y profesional de la televisión. Está obsesionado con el sexo sea cual sea su naturaleza(mujer, hombre, animal, ciborgs, espíritu santo). Cualquier día preguntará sobre que mano es la mejor en la masturbación o cosas así.
Vaya basura... solo Canal Sur 2 tiene espacios aceptables.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres