Blogia
centaurodeldesierto

Sentirse vivo

La vorágine de las oposiciones me ha impedido. En un estado de concentración y de tensión, en el que te juegas tanto, tu cerebro queda en un estado latente que sólo reacciona ante una serie de números que van del 1 al 72 y que no son otros que los del temario de las oposiciones. Poco a poco, casi sin darte cuenta tus temas de conversación se van acotando y sólo hablas del curro y del puñetero examen, cuando no te encierras en prolongados silencios. Tu cara va adquiriendo un color amarillento propio de la luz del flexo y la expresión de tu jeta invita al cachondeo continuo, tal es la cara de pardillo que se te queda. Babeante y ante el páramo que supone la TDT, la evasión la consigues siguiendo el Mundial de fútbol, aunque el partido de turno resulte insoportable y la retransmisión sea de lo más casposa.

 

De pronto a través de la caja tonta uno ve la luz… Un recorrido eléctrico que te traspasa desde la cabeza hasta los dedos de los pies. No es un pase genial de Messi, ni tampoco la belleza de las mujeres florero de la Sexta, ni mucho menos los discursos manidos de los políticos. No, la huelga del metro de Madrid consigue emocionarme, las palabras de los trabajadores que le han echado huevos al asunto y se han negado a los servicios mínimos me tocan la fibra, el conseguir paralizar una ciudad de cinco millones de habitantes unos currelas me arranca los aplausos, el que el peso de las reivindicaciones no lo tengan los sindicatos amarillos me abre un destello de esperanza, las declaraciones de la grimosa Esperanza Aguirre y su esperpéntico consejero de Transportes me cabrean y me hacen insultar al televisor. Enseguida caigo en la cuenta. Sigo estando vivo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Largo -

Nos vemos en sierra maestra nity.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres